Ciclo menstrual Disfunciones femininas

Nadie sabe de endometriosis

marzo 14, 2020

Hoy es el día Mundial de la endometriosis, sí hoy 14 de marzo en plena crisis por el coronavirus es el día Mundial de la ENDOMETRIOSIS.

Puede que te estés preguntando que es la endometriosis, lo sé, porque el desconocimiento hacia ella es tan grande, que en algunos casos ni las mujeres que la sufren saben que es.

Voy a intentar hablar de ella desde las entrañas de la enfermedad, no porque yo la sufra sino porque la trato, o mejor dicho trato a muchas mujeres que la padecen.

Desde la simpleza que me caracteriza, os voy a hacer un pequeño resumen para que podáis entender que se da en una patología como ésta.

En primer lugar tenéis que saber que la endometriosis es una enfermedad benigna, una enfermedad “buena”, no es mortal, y eso aunque parezca una banalidad es importante, sobre todo si estás acabada de diagnosticar y la preocupación, totalmente normal, empieza a invadir tu cuerpo.

En segundo lugar, y esto me parece importante para poner en contexto, es una enfermedad que tarda una media de 8 años en ser diagnosticada, con todo el proceso de sufrimiento que ello implica.

Entender lo que pasa durante su proceso es vital para acompañar a la mujer, porque aunque se considera una enfermedad benigna, también es crónica, y ello implica tener que vivir con ella toda la vida.

¿QUÉ OCURRE DURANTE LA ENDOMETRIOSIS EN EL CUERPO DE LA MUJER?

Vamos a imaginarnos un útero. Un órgano muscular, una especie de bolsita que forma una cavidad, un espacio hueco. Está bolsita está formada por diferentes capas, entre la que encontramos el endometrio, la capa más externa del útero, es decir la que está más cerca de la cavidad. El endometrio es la capa uterina que se descama durante la regla, por tanto es el responsable de tu sangrado menstrual.

Ahora bien imagínate que el endometrio que se descama en cada ciclo produciendo un sangrado que sale a través de tu vagina hacia el exterior, sangrara en otro sitio, y que esa sangre se quedara dentro de tu cuerpo, ¿Raro verdad? Pues eso es lo que ocurre en esta enfermedad.

La endometriosis supone que células parecidas a las que hay en el endometrio se desarrollen fuera del útero, y sangren en cada ciclo allí donde se coloquen. En la mayoría de casos estas células las encontramos en zonas cercanas al útero, alrededor de las trompas, en los ovarios, en los ligamentos pélvicos o en el colon, pero en algunos casos pueden llegar a encontrarse en zonas más lejanas como los pulmones. Sí, así es, células que sangran alrededor de todos esos tejidos, sangre que no tiene vía de salida, y que se queda ahí estancada creando adherencias y falta de movilidad ciclo tras ciclo. Las adherencias son una especie de tejido cicatricial, una especie de banda con una densidad elevada que impide el correcto movimiento entre las partes que une, crenado rigidez, inmovilidad y en la mayoría de ocasiones dolor, dolor invalidante que las pacientes con endometriosis soportan mes tras mes.

El DOLOR en mayúsculas, es el signo más frecuente que provoca la endometriosis, un dolor tan intenso que invalida, y limita a la mujer a poder llevar una vida normal. Mujeres que se desmayan, que no pueden orinar, ni defecar, ni comer, ni mantener relaciones sexuales, ni moverse, ni salir de la cama. Mujeres que no están diagnosticadas, porque nadie supo ver lo que les pasaba, y que además son tratadas de histéricas con estrés mental.

No, no exagero de verdad, ese es el día a día de muchas de las mujeres que acuden a mi consulta, desesperadas por recuperar su vida, una vida que muchas veces no tiene ni sentido para ellas.

Desde mi consulta y a partir de la osteopatía y la fisioterapia trabajo ayudando a los tejidos a recuperar su funcionalidad y movilidad, con terapia manual y ejercicios terapéuticos que van mejorar tu calidad de vida y van a reducir el dolor que la enfermedad comporta.

La endometriosis es una enfermedad difícil que requiere de un acompañamiento continuo y un trabajo especializado por parte de profesionales cualificados, no te rindas siempre puedes estar mejor.

Gracias por leerme.

Only registered users can comment.

  1. Hola! Gracias por tu artículo, tengo endometriosis profunda y me es imposible acudir a tu consulta ya que vivo en Zaragoza, me gustaría saber si podrías compartir ejercicios indicados para esta patología y sus dolores. Y también si conoces a alguna osteopata que trate como tu en Zaragoza para poder ir cuando la economía mejore. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *