Anticonceptivos

Los anticonceptivos orales (AOs)

noviembre 15, 2019

Escribir sobre los anticonceptivos orales me esta siendo realmente difícil. Hay tantas ideas que se mezclan en mi cabeza que no se por donde empezar. Interaccionan mis pensamientos sobre el concepto salud, mi propia experiencia con ellos, la experiencia de las pacientes que vienen a la consulta, la de mis amigas, la idea que la sociedad tiene de ellos, lo que la comunidad médica nos explica y lo que la industria farmacéutica nos ha vendido. Un cóctel entre mi filosofía terapéutica, desde la visión osteopática, y la liberación que nos dicen, significó para nosotras. Quizá demasiadas influencias para escribir sobre algo…pero aquí va, que la objetividad nos acompañe!

El ciclo menstrual femenino

El ciclo menstrual femenino está gobernado por el sistema neuro-endocrino, necesitando una cascada de reacciones hormonales para que éste se lleve a cabo. Lo resumo de la siguiente manera.

Tenemos tres centros de producción hormonal:

  1. Hipotálamo
  2. Adenohipófisis ( parte anterior de la hipófisis)
  3. Ovarios

En el hipotálamo se secreta una hormona, la GnRH, que mediante la circulación sanguínea, viajará hasta la parte anterior de la hipófisis. En la hipófisis se secretan dos hormonas más, la FSH y la LH que activarán dos hormonas más en los ovarios, los estrógenos y la progesterona: tres centros de producción y cinco hormonas, que necesitandose las unas a las otras, generarán el ciclo sexual mensual femenino, del cual obtendremos un óvulo por ciclo.

El óvulo que obtenemos de cada ciclo, proporciona a las mujeres la posibilidad de quedarnos embarazadas, y es aquí, bajo la idea de permitir a la mujer controlar la fertilidad, donde aparece el primer método de anticoncepción creado a partir del conocimiento científico, la píldora anticonceptiva. La píldora apareció en el mercado en los años 60 y, unos diez años más tarde, más de 10 millones de mujeres alrededor de todo el mundo ya la había consumido, considerándose la gran liberadora sexual femenina, una revolución en toda regla para la mujer, que podía mantener relaciones sexuales sin quedarse embarazada.

Actualmente, los anticonceptivos orales siguen siendo uno de los métodos anticonceptivos más utilizados. Su método de actuación es claro y sus indicaciones van más allá de prevenir el embarazo. Un tanto por ciento elevado de mujeres, que vienen a tratarse con osteopatía a mi consulta, toman la píldora anticonceptiva por indicación médica para tratar el síndrome premenstrual y la dismenorrea, ya que, se les indicó el tratamiento con AOs para minimizar el conjunto de signos y síntomas que aparecían antes y durante su menstruación. Acostumbran a ser mujeres que durante su adolescencia tuvieron menstruaciones dolorosas e irregulares y que, tras asistir al ginecólog@, ést@, les aconsejó tomar anticonceptivos orales. En la mayoría de casos eso fue hace años pero como su dolor desapareció, alargaron su ingesta durante décadas. Otros casos son el de mujeres que tienen el síndrome de ovarios poliquísticos (SOB) o endometriosis. En todas ellas la píldoras está indicadas.

Tipos de anticonceptivos orales

Los AOs se pueden clasificar de dos maneras:

  1. Según la dosis hormonal, teniendo AOs de alta dosis o de baja dosis.
  2. Según si el suministro de hormonas es constante o variable durante el ciclo. Si la dosis varía, las píldoras son multifásicas, si la dosis no varia son monofásicas.

Mecanismo de acción de los AOs

El objetivo de los anticonceptivos orales, es impedir la ovulación evitando así el posible embarazo. La ovulación es una de las fases del ciclo menstrual, el cual se divide en 4 fases: la menstruación, días en los que tenemos la regla, la fase folicular, días posteriores a la regla y momento en el que los folículos se preparan para obtener un óvulo, la ovulación, fase en la que el óvulo podrá ser fecundado, y la fase lútea, cuando el óvulo ya ha sido o no fecundado, fase previa a la menstruación. Por lo que respecta al embarazo, la mujer, solo puede quedarse embarazada en la fase ovulatoria, cuando el óvulo está preparado para ser fecundado. y teniendo en cuenta que la mayoría de espermatozoides que entran al útero mueren al cabo de 24-72 horas, dependiendo de las fuentes consultadas más o menos horas, las opciones de quedarse embarazada durante un ciclo menstrual se reducen a unos cuantos días al mes. La mujer es fértil unos seis días al mes, si sumamos las horas de ovulación y los días que los espermatozoides puede permanecer vivos dentro de ella. Los demás días no puede quedarse embarazada.

Sabemos que, el mecanismo de acción de los AOs, es suprimir a través de la administración sintética de hormonas nuestra propia producción hormonal. En el caso de los anticonceptivos orales combinados, donde se subministran estrógenos y progesterona, se evita la producción hormonal de GnRH, de FSH y de LH. De las cinco hormonas principales que hacen que el ciclo se lleve a cabo 3 se suprimen y 2 se dan sintéticamente. La píldora genera un engaño hormonal al cuerpo dándole estrógenos y progesterona ,creando así un ciclo ficticio y artificial.

Indicaciones

Los AOs están indicados en muchas situaciones, os hablamos de algunas de ellas:

  • Prevenir el embarazo. Se subministran hormonas todo el mes para prevenir un embarazo que se puede dar unos seis días al mes.
  • Tratamiento del síndrome premenstrual. Se evita el dolor de regla a partir del cortar la cadena hormonal fisiológica y evitar la producción de hormonas sin hacer un tratamiento real del problema.
  • Tratamiento de dismenorreas, reglas dolorosas. Se evita el desarrollo de una regla normal, creando una de ficticia y así no se desencadenan síntomas menstruales. No hay regla no hay dolor.
  • Tratamiento de ciclos irregulares. Creas un ciclo artificial donde cada mes tu cuerpo sangra en función del tratamiento hormonal que tu le propones.
  • Tratamiento de la endometriosis. Los AOs dan la opción a la mujer de controlar el sangrado mensual.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que pueden producir los AOs son múltiples y variados. Basta con hacer una búsqueda en Google o hablar con alguien que lo haya sufrido para hacer un listado exhaustivo. Desde cefaleas a congestión mamaria, pasando por cambios de humor, náuseas o aumento de peso. Estos efectos secundarios, varían en función de cada mujer, no todas los sufren ni todas sufren los mismos, estando condicionados también por la marca elegida, hay mujeres que sufren una auténtica odisea buscando el anticonceptivo que le produzca menos efectos secundarios.

La píldora, ¿Buena o mala?

Elegir la píldora como método anticonceptivo, o como tratamiento a nuestras disfunciones ginecológicas no debería hacerse a la ligera. Primero porqué estamos hablando de un tratamiento hormonal que en principio se va a alargar en el tiempo, y segundo porqué ese tratamiento va a modificar nuestra producción hormonal natural.

Desde el concepto salud, es importante plantearse algunas preguntas:

  • ¿ Por qué quiero tomar AOs?
  • ¿Conozco su mecanismo de acción?
  • ¿Me he asesorado con profesionales cualificados que han resuelto todas mis dudas?
  • ¿Es el mejor método que hay en el mercado para lo que yo necesito, o hay otro tipo de tratamientos más indicados y menos invasivos?
  • ¿Conozco los efectos secundarios?
  • ¿He hablado con mujeres que ya los han tomado?

Si ya las estamos tomando, además de plantearte estas preguntas, sería interesante hacerte una auto anamnesis, sobre si han habido cambios físicos y/o emocionales desde que empezaste con la píldora. De ser así, deberías visitar al ginecólog@ que te las recetó para que éste te confirme si hay o no relación entre tus signos y síntomas y la toma de AOs, para, a partir del diagnóstico, establecer que hacer, ver qué soluciones nos da y qué opinamos nosotras sobre ellas.

Es trabajo de todos, de los terapeutas y de los pacientes, establecer tratamientos conscientes, desde el conocimiento y desde la responsabilidad con la salud, buscando el bienestar físico y mental de las personas, y es por eso que, como osteópata, fisioterapeuta y psicoinmunóloga, te animo a que establezcas una relación de respeto con tu cuerpo, tratándolo como realmente se merece y siendo parte activa siempre de las decisiones pueden afectar tu salud.

La decisión final de tomar o no anticonceptivos debería decidirse desde el conocimiento, desde el poner en una balanza y sopesar lo bueno y lo malo, sabiendo que, si es una decisión activa, consciente y meditada, basada en el conocimiento real de lo que estamos haciendo, no impuesta desde fuera sino elegida desde nuestra persona, seguro será una buena decisión para nosotras.

No dudes en consultarnos en mi consulta de osteopatía en Fornells de la Selva, Girona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *